Brillante participación de Nuria Luna Cerro en la I Olimpiada Filosófico – Científica

Brillante participación de Nuria Luna Cerro en la I Olimpiada Filosófico – Científica

«Érase un hombre a una nariz pegado, érase una nariz superlativa”.
Así, de esta manera, comenzó lo que iba a ser una actuación brillante por parte de Nuria Luna Cerro en la I Olimpiada
Filosófico – Científica organizada por la Universidad de Córdoba.
Nuria, finalista en esta primera edición, defendió ante un jurado experto si el humor debe tener límites. Un tema complejo
que nuestra alumna defendió con grandiosidad, no solo demostró un profundo conocimiento sobre el tema, sino que
también logró cautivar a la audiencia con su habilidad para comunicar ideas complejas de manera clara y concisa.
En siete minutos, nuestra alumna exploró los límites del humor desde diferentes perspectivas. Evaluó los efectos del
humor ofensivo, los diferentes contextos culturales y sociales que pueden influir en la interpretación de los chistes y la
relación entre la libertad de expresión y el derecho al honor. Además, no conformándose con ello, ofreció al jurado las
posibilidades de poner límites y cómo hacerlo de forma autónoma y democrática, encontrando un equilibrio perfecto y
válido entre ambos derechos fundamentales.
Tras la deliberación del jurado, fueron varios miembros de éste quienes se acercaron a Nuria para alabar su exposición.
Nuria quedó a milésimas del segundo puesto. Su dedicación, conocimiento y habilidades comunicativas le permitieron
sobresalir entre un grupo altamente competitivo.